Un día Quico conquistó
A una coquía muy linda
Cuyo nombre era Florinda
Hiendo a su hogar la pidió
Su padre le contestó
Que no estaba interesado
Porque se había enterado
Que Quico era un aventurero
Que en el pasado lo vieron
Viajando por los Estados

Florinda mucho le rogó
“Tú sabes muy bien que Quico
Sólo vive en Puerto Rico
Por causa de adaptación
Échanos la bendición
Si no lo haces, ¡me largo!
No pa’ San Juan o Fajardo
Sino muy lejos de aquí
Con mi querido coquí
Ya que no puedo dejarlo”

El coquí no lo aceptó
Por más que ellos insistían
Así fue que Quico un día
En una noche se la llevó
Y en secreto se casó
Con su querida Florinda
Aquella sapita linda
Que él en su amor conquistó
Quien al poco tiempo le dio
Un montón de criaturitas...

El padre a Quico buscaba
Este huyó para Ja-uai
Cantando su le lo lai
Llegó a casa de Federico
Federico era un sapito
Hijo de unos emigrantes
Que se establecieron antes
Al venir de Puerto Rico
Por ser amigo de Quico
Los recibió jubilante

Aunque era jaua-yano
Hablaba bien español
Porque mantenía el folclor
Que sus padres le enseñaron...
© Manuel Jordán
jordanelpoeta@gmail.com

Quico notó algo raro
Que no podía explicar
Fue que al tiempo pasar
El ambiente no le hizo daño
Y que se estaba adaptando
¡Por su clima tropical...!

Pasaron meses y años
Sus hijos coquíes crecieron
Todos se establecieron
Por las charcas y los caños
Alcanzaron grandes peldaños
En la jerarquía faunina
Gozando así de la vida
En ese país extraño
Ya que no les hacía daño
Y les proveía guaridas

Un día Quico decidió
Regresar a Puerto Rico
Y Florinda, su amorcito
Por supuesto, lo siguió
Mas su prole dijo: “¡No!,
Queremos quedarnos aquí
Cantando siempre coquí
Junto a nuestro le lo lai
Para que sea Ja-uai
Nuestro segundo país...”

Se multiplicaron tanto
Que el gobierno se molestó
Y hasta veneno les echó
Para así exterminarlos
Yo me quedé anonadado
Con tan inhumana acción
¿Por qué causarle dolor
A nuestro lindo coquí?
¿Por qué no tratan así
Al perro del gobernador...?

A veces a nuestros jíbaros
Les hacen casi lo mismo
Y es por causa del racismo
Que existe acá en los Estados
La experiencia me ha enseñado
Que esto es algo general
Y aunque se quiera tapar
El cielo con nuestras manos
En verdad te digo hermano
¡No hay sitio como el hogar...!
QUICO EMIGRA A HAWAY
Midi Little Grass Shack
Counter