No me interesan las flores
Después que me haya ido
Pues no sirven los loores
Ni tener nuevos amigos

Póstumos reconocimientos
O tal vez “Cuan bueno era”
No me afectarán los lamentos
No escucharé sus quimeras

Porque yaceré ya muerto
Solo verán mi calavera
Ya no estaré en mi esqueleto
Ni dormido en mi osamenta

No, no me traiga ya flores
Porque no las necesito
Ya no oiré entonces sus dolores
Ni siquiera un “pobrecito”

Porque después que uno muere
Como se ve la ironía…
“Que triste”, “Como me duele”
“Tanto que yo lo quería”

“Era bueno como un nene”
“Era santo como Elías”
Pues siempre es santo el que muere
No hay un alma que no sea pía

“Buen amigo”, “yo lo amo”
“Como hermano lo veía”
Perdóneme, ¡no sea sanano!
¡Déjese de hipocresía…!

Que después que me haya ido
No quiero su simpatía
Déme su amistad y cariño
Hoy mismo, mientras dure el día

No, no, yo no quiero flores
Ni tampoco “ave Marías”
Después de muerto no me llore
Ni viva en melancolía

Porque quiero su amistad
Aquí, ahora en la vida mía
Y si algo me quiere dar…
¡Démelo en este día…!

Pero después que me muera
Cuando este en la lejanía…
Mejor se lo da a su abuela
¿Y si no…?  ¡Se lo da a su tía…!


© Manuel Jordán
jordanelpoeta@gmail.com
NO QUIERO FLORES...
Adiós Muchachos - César F. Vedani
Interpretación MIDI por Luciano Quiñones
Visita la página de Danzas o el Piano Bar
Counter