A MIS AMIGOS

No quiero mi escudo como un relicario
Contaminando la pureza de su esfera
Mas cubridme, por piedad, con mi bandera
Que en lugar de blanco lienzo sea mi sudario

Quisiera sentir el calor de su estrella
Cuando este mi estuche ya se descomponga
Que la madre natura en su virtud disponga
Con un destello de luz de mis huellas

Pero, amigos, no dejen mi cuerpo exiliado
En extrañas tierras, por Dios les suplico
Llevad mi osamenta a mi lindo Puerto Rico
Para que en mi Atenas allí sea inhumado

No quiero el llanto hipócrita lastimero
Del que falsamente diga que me amaba
Si me abandonó cuando más lo necesitaba
Negándome el privilegio de un “te quiero”

Que no digan de mí “era tan bueno”
Aquellos que aun mi halito aborrecían
Pues es santo el más malo, ¡que ironía...!
Cuando su cuerpo ya está de gusanos llenos

Si alguien ha de amarme, que me ame ahora
Si es que quiere mi amistad, tiene un amigo
Si quiere encontrar bondad en mí, vaya conmigo
Profundo, dentro del corazón do está mi aureola

Como última petición, amigos quiero
Me cubran también con mi Biblia como abrigo
Pues en verdad no he tenido muchos amigos
Que me “muestren” como ella amor sincero...
Cementerio De Manatí
© Manuel Jordán
jordanelpoeta@gmail.com
Adiós Muchachos - César F. Vedani
Interpretación MIDI por Luciano Quiñones
Visita la página - Piano Bar
Counter