A Judith Socorro Homs

Gracias Judith Socorro
Por tu gesto de amistad
No me olvidaré jamás
Tu ayuda con mi madero
Como sabes, soy pregonero
De una cultura bendita,
De lo hermoso de mi islita
Do regresar es mi anhelo

Cual embajador me esmero
De exaltar a mi Manatí
Mi lar que un día conocí
Siendo un niño pordiosero
Pero en estos versos quiero
Reconocer tu amistad
Pues no siempre la vida da
Amigos que sean sinceros

En exilio siento que muero
No lo puedo controlar
En breve me voy a graduar
Al hogar do salí primero
No siento espanto, ni miedo
Estoy listo para ya volar
Muy pronto me recibirán
Los ángeles allá en el cielo…

Como sabes, sólo espero
(Pues ya no existen fronteras)
Que al dejar aquí mi calavera
Le escarben tumba en mi suelo
No en Cataño, donde nací
Sino el pueblo que me adoptó
(Siendo un huerfanito yo)
Mi hermoso pueblo, Manatí…

Donde aún canta el coquí
La alondra y el ruiseñor
Y el pitirre, dueño y señor
De la fauna que mora allí
El que en mis sueños me vi
Descansando en un panteón
El de flores de especial olor
Cual la linda rosa y el alelí…

Ciudad donde un día conocí
A mi linda jibarita amada
Mi pueblo que un día dejara
Mas mi corazón descansa allí…

Un hasta luego buena Judith
Allá al final nos veremos
Con tantos amigos buenos
¡Que de mi Atenas conocí…!

© Manuel Jordán
jordanelpoeta@gmail.com
Plaza Recreo de Manatí
Counter
A Judith Socorro Homs