LA CRIADA MALCRIADA
Hon. Velda González de Modestti
Por: Manuel Jordán, Ph.D.
jordanelpoeta@gmail.com
“Como decíamos ayer”, generalmente son los muertos quienes son reconocidos como
honorables y prominentes.  Mientras uno está vivo, no importa la contribución que se haga a
favor de la humanidad, se pasará como una gaviota que vuela en un firmamento lleno de
estrellas y espejismos.  Con algunas excepciones, el vivo es reconocido por los suyos (aunque
“nadie es profeta en su propia tierra”). Como digo en uno de mis poemas: “Siempre es bueno el
que muere.  Siempre es santo el más malo…”  Tomemos por ejemplo los poetas (de los cuales
soy uno colao…).  Es muy difícil encontrar mención de los poetas contemporáneos.   
Mayormente se mencionan a los de siglos pasados, como José de Diego, Gautier Benítez, etc.  
No hay duda que estos y otros muchos merecen ser reconocidos, pero también se debe
reconocer que hay muchos buenos en la época en que vivimos.  Claro, están esperando que se
mueran para decir algo bueno de ellos.  Cómo me acuerdo de aquel hombre “Don Yeyo”, que
acostumbraba a asistir a cuanto entierro había en el pueblo.  Era su costumbre hablar a favor del
muerto,  siempre encontraba algo bueno que decir.  Reconocía sus buenas costumbres, sus
valores morales, su calidad de buen vecino, etc.  Un día se murió el hombre más malo del
barrio.  Todos esperaban pacientemente la llegada de Don Yeyo, a ver si podría decir algo
positivo del difunto, lo que les parecía imposible.  Por fin llegó el mencionado.  Se paró junto al
féretro y después de estar mucho tiempo allí, ante la curiosidad de los asistentes, abrió su boca
y dijo: “La verdad…  La verdad…, es que… este hombre, este hombre…, tenía unos dientes muy
bonitos…”, y se fue, ante la admiración de todos.  

Saliéndome del patrón común, siendo que en este mes se reconoce a la mujer puertorriqueña,
quisiera darle honor a Velda González.  Mujer de cuna humilde y boricua como el coquí.  Quién
no recuerda la simpática y agradable criada malcriada con su gracioso lema: "Azucena del
Campo y Castillo, natural de Hatillo, criada de profesión siempre a su disposición, si no me
coge el tapón de Bayamón".  Esta carismática y famosa actriz y comediante, que para los años
del 1965 hasta aproximadamente 1980 nos dio grandes momentos de regocijo y alegría, es hoy
la Honorable Velda González de Modesti, quien llegó a ser Vise-Presidenta del Senado de
Puerto Rico.
Su personaje de la ciada tuvo tanta aceptación que en el 1967 su nombre artístico “la criada”
vino a ocupar la etiqueta de la salsa de tomate Criada.  Convirtiéndola de esta Manera en la
primera artista puertorriqueña en endosar un producto a nivel nacional.

Su personaje de la ciada tuvo tanta aceptación que en el 1967 su nombre artístico “la criada”
vino a ocupar la etiqueta de la salsa de tomate Criada.  Convirtiéndola de esta Manera en la
primera artista puertorriqueña en endosar un producto a nivel nacional.
Velda González, natural del pintoresco pueblo de Hatillo, donde nació el 10 de abril del1933,
habiendo terminado su escuela elemental allí, continuó estudiando en Carolina y luego completó
sus últimos tres años en la Escuela Superior de la Universidad de Puerto Rico.  Con su mente
puesta en el campo artístico, adquirió un Bachillerato en Artes de la Universidad de Puerto Rico,
con concentración en español y Teatro.  Además completó estudios para una Maestría en
Estudios Hispánicos en el mismo plantel.  Por último obtuvo una Maestría en Estudios
Puertorriqueños del Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe.  Debo destacar
que éste es dirigido por Don Ricardo Alegría.

Esta humilde dama, quien de paso perteneció al ballet de la Universidad de Puerto Rico dirigido
por Madame Herta Brauer, se ha destacado como maestra y actriz de teatro, televisión, radio, y
cine.  Y aunque se introdujo en el baile, sin embargo fue en campo de la actuación donde
adquirió gran popularidad, mayormente con su personaje de "Azucena", nombre de la criada
“malcriada”, quien robara el corazón de su fiel audiencia por espacio de 15 años.  No solamente
se ha distinguido en el ámbito local, sino que también ha compartido el escenario, no sólo de
televisión, sino de teatro y cine, con artistas muy destacados, en películas como  "El último
gángster",  "Una mujer para los sábados", "Fray Dólar", "Prohibido amar en Nueva York",
"Romance en Puerto Rico" y otras.  En su trayectoria artística ha recibido innumerables
galardones.  Para los años 1968 al 71 se distinguió como la actriz Más Popular,  recibiendo
Yunques de Oro, Plata y Bronce en Festivales de Popularidad.  Fue además galardonada con el
Premio Rafael Hernández por su destacada actuación como Actriz en Puerto Rico durante los
años 1970, 1971 y 1973.  En los años 1971 y 1978 fue reconocida por la Asociación de
Cronistas de Espectáculos de Nueva York (ACE), como Mejor Actriz Cómica.

Lo cierto es que Velda ha sido reconocida ampliamente en su carrera artística.  Necesitaría más
espacio para acomodar la gama de honores que han sido enmarcados en su trayectoria de
gran mujer, dejando hondas huellas en la historia de un pueblo que por ser pequeño no deja de
ser grande, al producir baluartes como esta ilustre dama.  No quisiera pasar por alto que
también ha recibido Agüeybanás de Oro en distintas ocasiones, significándose el de Actriz
Cómica Más Destacada de Puerto Rico durante la década de 1965-1975; Dama Televisión en
1970; Actriz Cómica del Año en 1969, 1970 y 1971; y el de Actriz Más Versátil en 1972.

Velda González tiene la distinción de haber sido electa al Senado de Puerto Rico por primera
vez en 1980, convirtiéndose en la primera mujer en ocupar un escaño en el Senado de nuestra
bella Borinquen, por seis términos consecutivos.  En su capacidad legislativa fue reconocida
como la Legisladora con más proyectos de su iniciativa, convertidos en ley, concentrándose en
el beneficio social, educativo y cultural para todos los sectores de la población, mayormente los
impedidos, envejecientes, la mujer,  los niños, la familia, los confinados, la cultura, la clase
obrera y los pensionados.  Tiene también la distinción de haber luchado a favor de que la marina
cesara sus operaciones militares en Vieques.  Llegó a ser Vicepresidenta del Senado de
Puerto Rico, donde  sirvió como Presidenta de la Comisión Especial para el estudio del
contenido de violencia y sexo en la programación de la radio y la televisión puertorriqueña,
Presidenta de la Comisión de Asuntos Internos; Presidenta de la Comisión Especial para
Investigar la Corporación de Puerto Rico para la Difusión Pública (WIPR); Subsecretaria de la
Comisión Conjunta de la Cámara y el Senado de Puerto Rico para la Evaluación y
Recomendaciones sobre Legislación Laboral y Comisionada de la Comisión Especial
Permanente sobre los Sistemas de Retiro del Estado Libre Asociado de Puerto Rico
Presidenta de la Comisión de Asuntos de la Mujer y miembro ex-oficio de todas las comisiones
permanentes y especiales del Senado de Puerto Rico.

Habría mucho más que decir de esta gran mujer, de cómo ella ha puesto el nombre de nuestra
Isla en alto, perteneciendo a diferentes comités a nivel regional e internacional, sino que Doña
Velda, viuda de Don Héctor L. Modestti, no sólo se ha distinguido como artista y política, sino
como orgullosa madre, al producir tres hijos profesionales: Dr. Freddy M. Rodríguez,
Especialista en Medicina Interna, Mirelsa Modestti, Escritora y Psicóloga y Velda Modestti,
Publicista.

Por último, debo concluir que aunque es bueno reconocer a aquellos que ya no están con
nosotros en vida, también es importante que de vez en cuando mencionemos las bondades y
valores de los vivos.  Aunque después de todo, con reconocimiento o sin reconocimiento, como
dice la Biblia: “Es mejor perro vivo, que león muerto…”
Olas y arena - Sylvia Rexach
Interpretación MIDI por Luciano Quiñones
Visita la página de Danzas o el Piano Bar
Counter