Todo lo relacionado con Puerto Rico,
nuestra gente y su cultura, descubriendo poetas y más...
Por: Nelsonrafael Collazo Grau

En el mes de septiembre  de 2009, se cumplieron 496 años del ataque a las tierras del Cacique
Jayuya, por parte de los españoles Alonso de  Mendoza y  Alonzo Niño.  Estos hechos ocurridos en
el año  1513, los repudiamos y de ninguna manera los celebramos u honramos.

Para el día 7 de septiembre del 1513, se venden como esclavos  siete jayuyanos  capturados por
Alonso de Mendosa  en las Tierras del Cacique Jayuya. Para el día 4 de octubre  del 1513, se
venden en pública almoneda o subasta pública otros siete jayuyanos  capturados por Alonzo Niño,  
de una cabalgada  en las tierras del Cacique Jayuya.

Lo único positivo de estos hechos lamentables, es que quedaron  por escrito, por ser una  
transacción económica que envolvía dinero.  Gracias a  esto fue necesario incluir  e indicar el
origen de las personas en venta y quedó para la eternidad el hecho de que el Cacique Jayuya era
una persona real como lo somos nosotros. De no ser por estas circunstancias, jamás hubiésemos
sabido de este ilustre Jayuyano

Hay pueblos que se les pone su nombre al saber que tal persona existió. Los antiguos habitantes
de las Tierras Altas no olvidaron a su Cacique Jayuya, continuaron  llamando a estas tierras
Jayuya.  La obra y el recuerdo  de este ancestro nuestro, tuvo que  ser de una profunda penetración
en la psiquis (mente) del pueblo indígena, para que fuera recordada por siglos sin necesidad de
edictos, resoluciones o leyes.

Hoy nosotros honramos al Cacique Jayuya, nuestro ancestro más distinguido. Honramos al
hombre, al ser humano, al distinguido y honrado gobernante . Honramos el recuerdo de este
ancestro nuestro que quedó  grabado en nuestra memoria sin necesidad de libros y documento
alguno. y sí en la tradición oral.

Se pretende dejar establecida esta fecha del  último sábado del mes de  septiembre, para que en
los años venideros se siga honrando la memoria del Cacique Jayuya.  Nosotros  los jayuyanos y
todos los puertorriqueño debemos asegurarnos de que otros continúen este reconocimiento,
llevando ofrendas ante su monumento en la fecha indicada.  Aquellos que así no lo hagan sólo
esperarán quedar por siempre en el olvido. y lo decimos como una profecía.


Suministrado por  Los Maboities, Amigos del Arte y la Cultura Puertorriqueña
CACIQUE  JAYUYA
Volver Inicio
MABOITÍ  ÍNTIMO
Nelsonrafael  Collazo

En las alturas máximas de Boriquén, en las tierras que un día señoreó el valiente Cacique Jayuya,
vivió Maboití. Él fue el hermano del coquí  bullanguero, de aquel que entona  aún la canción milenaria
de nuestros ancestros. Elpidio Collazo González Maboití era  el hombre de las maderas  olorosas y
resistentes.  Era  el amigo del majestuoso guaraguao y del Guatibirí. Sobre  todo, era el Gran Señor
de la Aves.

Elpidio Collazo, el más reconocido artesano tallista de aves puertorriqueñas, en maderas nobles de
Puerto Rico, era el heredero directo de Maboití ,el gran tallador de petroglifos y el predilecto también
del buen dios taino Yocajú Bagua Maorocotí. Fue uno de esos pocos hombres con un espíritu
desbordante e inmenso. Poseía  un alma tan grande, que su morada material se hacía pequeña para
él. Debió ser un gigante prehistórico, pero quizás nació fuera de época. El artista y el hombre que en
él estaban,  luchaban por un mismo lugar. El ser  humano sencillo que en él habitaba, se negaba a
sucumbir ante el artista cada día más absorbente. Agraciadamente después de treinta y  cinco años  
en el arte, siguió  siendo el hombre de gran talento, humilde y sencillo de siempre.

La fama le mostró la dulzura amarga que la caracteriza. Conoció que los premios y reconocimientos
traen a veces soledad y tristeza, un tanto extraña. Acercándose  a los que amaba  estos iban
distanciándose más. La gloria le trajo muchas veces la soledad y no es agradable estar solo con su
soledad.

Maboití era un hombre agradecido de la vida. Compartió sus experiencias y sabiduría diaria, con
sus amigos y con la naturaleza que  le proveía de la materia básica  y necesaria para el buen
desarrollo de su expresión artística.  Encontraba en esta  naturaleza amiga:  el cedro oloroso,  la
caoba resistente, el duro guayacán y la herm0sa  maga.  De las entrañas de la tierra extraía las
centenarias raíces en que descansarían para siempre sus hermosas aves talladas en madera.
Estas raíces durmieron por siglos   en lo profundo de nuestros bosques en espera de que ese gran
artesano puertorriqueño las inmortalizara  como en un prodigio de resurrección.

Ese hombre de aspecto sencillo, mirar tímido y de lento caminar, era  un ser extraordinario. Gracias
sus hábiles manos, a su dedicación, inteligencia y compromiso las aves puertorriqueñas quedaron
inmortalizadas para siempre y en la eternidad. Lentamente las cuchillas por él manejadas buscaban
afanosamente a las aves que dormían apaciblemente en el interior.de las maderas. Esta búsqueda
insistente de las aves dormidas en nidos profundos de fibras y sabia,  parecía ser una obsesión.
Cada una de sus hermosas obras  cobraba vida haciéndose dueñas del espacio y el tiempo. Cada
ave por él tallada levantaba el vuelo de la ilusión y la fantasía. Elpidio Collazo Maboiti  presentía que
las aves por él creadas quizás durarían más que aquellas que él vio volando por los aires de
Boriquén.

Si grande fue la obra de este gran artesano puertorriqueño nacido en Jayuya, La Tierra Alta, más
grande fue su existencia como persona y ser humano. Fue un artista muy consciente del valor de
sus raíces como pueblo y nación. Elpidio Collazo Maboiti se sintió siempre muy comprometido con
nuestro quehacer cultural.

El pueblo Jayuyano y el pueblo puertorriqueño celebran  todos los años su natalicio durante todo el
mes de octubre.
Seis sin decima
Sequenced by William Bellber Betancourt
http://www.musicadepuertorico.com
Libros de Nelsonrafael Collazo Grau
Para adquirir los libros debe enviar un giro postal por la cantidad indicada que incluye franqueo a:
Nelsonrafael Collazo
HC 02 Box 6850
Jayuya, Puerto Rico 00664
COMUNICADO DOCUMENTAL JAYUYA
Ahora es posible conocer la historia de Jayuya en unos
veintiocho minutos. Ese el tiempo que dura el documental
Jayuya, Breve  Historia Ilustrada. Producciones Coquí
Baerga produjo este documental a colores basado en el
libro Jayuya Breve historia Ilustrada del escritor
puertorriqueño Nelsonrafael Collazo. La narración a cargo
de María  Luisa Giménez Lucchetti nos presenta la historia
de La Tierra Alta desde los tiempos en que la isla estaba
sumergida bajo las aguas del mar hasta el presente.
Conocerán de nuestra prehistoria el mundo indígena y sus
legados. Caminaran a través de los siglos por el
poblamiento de Jayuya durante los siglos dieciocho y
diecinueve. En un orden cronológico se presentan  hechos
históricos, personajes  importantes, tradiciones,  
celebraciones  y todo lo que representa destacadamente
la historia y desarrollo de este pueblo del interior de la Isla.

Nelsonrafael Collazo concibió este proyecto para
beneficio de la gran cantidad de personas que reclamaba
información de Jayuya y no se tenía  disponible para cada
uno. Ahora quien lo desee puede tener a su disposición el
libro Jayuya, Breve Historia Ilustrada o el documental con
el mismo nombre.
El documental posee mucha más información gráfica que el libro.
Todo el material incluido en el documental es a colores a excepción de aquellos documentos que deben
aparecer en blanco y negro.

Toda persona interesada en este documental debe comunicarse al 787-828-0063 o a
Nelsonrafael@choicecable.net.
Francisco”Coquí”Baerga – Producciones Coquí Baerga 281-651-5570 0
cacike_coki@yahoo.com .
También pueden ordenar atravesé de pay- pal
www.indio.net/nijaiba
Counter